Amor platónico

La luna a sus pies dormía
cuando el sol se desnudaba,
no era noche, ni era día
en el fondo de su alma;

las estrellas se morían,
el susurro despertaba,
su corazón de alegría
ardía al verla, triste, en llamas;

su caminar parecía
que rompía la mañana,
él la miraba, de lejos,
a oscuras desde su cama;

tan elegante y risueña,
con su mochila a la espalda,
ella, cargada de sueños,
él, con la calle por casa,
como podrían ni siquiera
cruzarse un día las miradas;

un año con 7 días
desde que vio, desolada
a aquella joven perdida
llegar un día a la parada,

ahora siempre sonreía,
la vida la despertaba,
él, sin embargo, moría
poco a poco con las ganas…

Y una mañana embustera
dejó de ver su mirada,
mientras pasaban los días
el alma se marchitaba.

7 años con un día,
neumonías a la espalda,
juventud que se perdía
y vida que se apagaba…
Un hospital, el infierno…
de nuevo, aquella mirada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s