Poesía de Papel. Me presento

La Ciudad de las Nubes se desvaneció entre la niebla. Demasiado pretencioso, demasiada niebla en las alturas, un sueño que, de nuevo, se desvanece, como tantas veces.

Y como tantas veces también, renace de las cenizas en un tiempo en el que el fuego lo arrasa todo. Y entre tanto caos, entre tanto humo, la poesía osa asomar de nuevo sus ojos a los míos. Yo la busqué tantas veces, tantas…para salvarme, para encontrarme de nuevo. Tantas y no venía… Pero así es ella… aparece y desaparece cuando quiere.

Ya no tengo tiempo que dedicarte, le explico, no me importa, me replica, aquí estoy, puede que no haya venido para quedarme, no lo sé, nunca lo sé, pero he venido.

Y de repente recuerdo ese mar, ese mar que aún me tiene loca. Recuerdo ese aroma que me embriaga cuando me acerco, tan pocas veces ya…. Recuerdo sus colores, su alegría. Recuerdo ese papel que vuela y vuela cada Febrero y luego desaparece. Recuerdo su poesía escondida en cada piedra, en cada barquita de esa playita hechicera. Sí, recuerdo su poesía de papel, efímera entre ladrillos coloraos y papelillos, pero eterna entre el pueblo. No puedo negarme a tu sonrisa.

¿Vienes? Me has preguntado de nuevo. ¿Te animas a otra aventura conmigo sobre el papel? No puedo evitarlo, sonrío. Y pienso ¿Hay algo que pueda ser más frágil y duradero que el papel? Siii!!! La poesía.

Y aquí me tienes, querido lector. Encontrarás en este rincón un poco de mí, poesía con más o menos acierto, pensamientos más o menos acertados pero, sobre todo, encontrarás una necesidad que me mantiene un poco más ilusionada con la vida. Poder expresarte en un papel que puedes luego romper en mil pedazos es como gritar en silencio todo lo que llevas dentro, y es algo terapéutico aunque no lo parezca. Si has llegado hasta aquí te doy las gracias de corazón, por haberme dedicado un poquito de tu tiempo. Ya si te quedas y te suscribes a mi blog para recibir todos mis textos… Te has ganado una sonrisa. 🙂 🙂 (o dos)

Se está procesando…
¡Bien! Ya estás en la lista.