Un Febrero sin ti…pero contigo

 

Febrero se marcha, esta vez sin colores. Sin cañón de papelillos, sin batallas con disfraz. Gris, pero gris plata, porque la plata de la tacita siempre reluce, incluso a lo lejos. No hubo teatro, ni gritos, ni aplausos… Pero hubo coplas, porque las coplas de carnaval nunca mueren, porque algunas se hacen fuerte ante las adversidades…

Hoy te miro en la distancia y te sueño, como antaño, nostálgica de tu música retumbando en cada esquina. Mis pies perdidos no han caminado a tu playa por aceras de colores, no he sonreído levantando mi vista a tu teatro, Cádiz mío. Y no hubo noches previas a tu encuentro de insomnio, ni madrugadas de resaca llegando dormida a la primera luz del día. No hubo peregrinación a mi tacita…

Y sin embargo, cosas de la vida, este año, tan lejos de ti, de tus copleros, de sentirte cada noche en la distancia… he estado más cerca que nunca de mi carnaval bendito.

No te había visto, Málaga, o al menos, no me había fijado en ti lo suficiente. Eras el otro carnaval. Tantos años mirándote desde lejos, y te tenía tan cerca… Y este año, en esa pena gris plata de no tener mi carnaval, viniste a llamar a mi puerta. Como si hubieses entendido que era ese, y no otro, el momento de hacerlo. Y al levantar mi mirada empañada, ahí estabas tú, disfrazado, como siempre, con dos coloretes y una sonrisa, con un disfraz para mí, para enseñarme que ese otro carnaval, no es otro, que es el mismo, tan igual, tan diferente…

Y te he vivido por dentro, en tus entrañas, en una situación tan distinta para todos, tan nueva para mí, que parecía que eras el tú de siempre confinado, aprendiendo a sonreir en estos tiempos donde la sonrisa, que nos taparon un día, se ha hecho imprescindible para seguir caminando. Tú viniste a dibujarla. Y vivirte desde dentro ha sido un lujo para esta carnavalera que nunca pensó que un día pudiese estar “al otro lado”. Y allí, en el otro lado (en el lado oscuro), he conocido a personas maravillosas y he descubierto que eres real, honesto y sincero, aunque algunos te tachen de mentiroso. Lo que pasa, y esto es algo que aún no se entiende, es que eres cientos de versiones diferentes de uno mismo, miles de opiniones retumbando, ardiendo como el fuego que luego se hace cenizas, en la quema del dios momo, pero que siempre se recuerda, por el hollín que allí deja.

Pero eres tu, da igual el sitio, da igual el momento… siempre eres tú, en cada corazón que late al ritmo del 3×4, en cada garganta que ruje, en cada mano que te aplaude, en cada mirada que se emociona. Tú, carnaval, en este Febrero extraño que hoy se nos marcha, como siempre, sonriendo. En este Eterno Febrero que siempre nos hace libre. Y como, cada año, toca colgar un nuevo calendario en nuestras paredes para empezar de nuevo a arrancar sus hojas, esperando, un año más, que vuelva a llegar Febrero, sea como sea, pero que llegue, que siempre llegue….

 

Guitarra dormida que esperas, 

que llegue de nuevo Febrero,

no temas, no llores, no sufras

que siempre que exista un coplero

guitarra, serás siempre libre

guitarra, tu serás Febrero.

 

                                                                  A todos los carnavaleros

                                                                                 que hacen posible cada carnaval!!

Y llegará Febrero

 

Y llegará febrero, tras enero, y faltará tu sonrisa.

No sonarán tus palmas, ni tus guitarras.

No rugirá tu templo cuando cante tu garganta.

 

Y llegará febrero, pero no habrá cielo de colores tras tus murallas.

No habrá tormenta de bombos y platillos por tus calles,

ni lluvia de papelillos en tus aceras.

 

Y tras enero vendrá febrero, esta vez callado.

No habrá coplas removiendo las conciencias, ni carcajadas a gritos,

ni libertades detrás de un tipo.

 

Y vendrá febrero y callarás como nunca…para soñar más que siempre.

 

Mi querido carnaval, espéranos, por favor, otro año entero.

Nosotros, mientras tanto, seguiremos mirando al horizonte de tu caleta,

arrancando, como siempre, las hojas del calendario,

recordando, como nunca, las coplas que nos dejaste,

prestándote, tras la máscara, de nuevo, nuestra sonrisa,

hasta que llegue, otra vez, un día un nuevo febrero, tras enero.

Eterno Febrero: Momentos

Hoy os cambio los poemas por momentos. Momentos vividos, momentos que animan a seguir cogiendo la pluma para sentirse libre. Con apenas un mes de vida mi libro me ha enseñado que siempre merece la pena intentarlo, que la satisfacción de dirigir tus pasos hacia la ansiada meta, de empezar a caminar, siempre va a merecer la pena. He querido compartir con los lectores en el blog de Exlibric la experiencia del primer mes de vida de mi libro, las primeras impresiones, los primeros momentos vividos. Y también uno de los poemas que aparecen en el libro, que espero que os guste. También aprovecho para compartir con vosotros un reportaje y una entrevista que me han hecho sobre el libro, espero que os guste 🙂

ETERNO FEBRERO: ¡¡EL PRIMER MES!!

Ya hace un mes que Eterno Febrero vio la luz y he pensado que despedir el año compartiendo la experiencia de los primeros pasos de un libro  con los lectores podía ser una buena forma de ir cerrando 2020. Así que aquí estoy, queridos lectores, con la ilusión a flor de piel viendo como mi libro está dando poco a poco sus primeros pasos.

Recuerdo con especial cariño el día que el libro llegó a mis manos. Había trabajo con Exlibric durante meses en darle forma. Primero “las tripas” (el interior del libro), luego el diseño de la portada, las correcciones, los cambios de última hora… todo hasta conseguir la armonía, hasta convertir una idea en mente durante años en un boceto y un boceto en un archivo pdf. de lo que iba a ser, por fin, el libro de mis sueños. Desde entonces, lo había visualizado de mil formas diferentes en mi cabeza mientras esperaba el gran momento. Y llegó, porque todo llega aunque parezca que nunca va a llegar. El porterillo, mi perro ladrando, y una caja, cargada de libros, impregnada de sueños. Y ahí estaba, blanco inmaculado esperando a ser devorado por algún lector. Para convertirme en lectora de mi propio libro. Creo que esa es una de las mayores satisfacciones de un escritor, leer su propio libro, ser consciente de que lo que deambulaba por su cabeza es ya una realidad. Eterno febrero llegaba a mis manos un día cualquiera del último mes de un año muy malo para muchos y no muy bueno para mí. Pensé entonces que siempre se cuela algún rayo de luz en la tormenta. A partir de ahí, todo fueron experiencias….. leer texto completo

A continuación, os comparto el reportaje y la entrevista 🙂

Reportaje Diario de Cádiz

Entrevista Radio Grazalema

¡¡Ha nacido un libro!!! Os presento ETERNO FEBRERO

Después de meses de trabajo (y años de creación) acaba de ver la luz por fin ETERNO FEBRERO, mi libro de poesía dedicado a Cádiz y al Carnaval que hoy quiero compartir con todos vosotros. Se trata de un poemario formado por un total de 28 poemas (como días tiene el mes que lleva en su nombre), más alguno de regalo escondido en la presentación (para los años bisiestos).

El poemario se divide en dos partes, una primera parte que recoge poemas dedicados a la ciudad de Cádiz, y la segunda donde aparecen agrupados aquellos que están dedicados al carnaval. ¿Y qué es, en definitiva, Eterno Febrero? Eterno Febrero es esa parte de mi que vive enamorada de Cádiz, esa parte de mi que no cumple años, sino carnavales. Es todas las veces que he pisado la tacita y todas las veces que he añorado tenerla cerca. Son todas las coplas de carnaval que me han marcado y todos los autores que las han escrito o, más concretamente, los sentimientos que éstos han despertado en mí. Es la pena de tener que vivir el carnaval desde lejos, el anhelo de tus calles llenas de magia cada Febrero.

Siempre soñé con cantarle a Cádiz, con poder ser una de esas plumas que le escribían coplas. Con tener mi propia comparsa. Pero yo nunca supe cantarle a Cádiz. Y sentía que le debía algo. Así que un día decidí recopilar todos los poemas que había escrito dedicados a Cádiz y a su fiesta por excelencia: el carnaval; y fue entonces cuando ETERNO FEBRERO empezó a vislumbrarse en el horizonte. Hoy es una realidad y estoy muy muy feliz de poder anunciarlo. Os dejo a continuación la sipnosis del libro y algunos enlaces donde podéis adquirirlo desde hoy. Y, por supuesto, también podéis contactar conmigo y os lo mando yo directamente (firmado por mí si así lo queréis 🙂

 

ETERNO FEBRERO Sinopsis:

Cádiz, carnaval y poesía. Esas son las tres palabras que definen esta obra, un libro donde diferentes poemas se alternan con imágenes de Cádiz y su fiesta por excelencia: el carnaval. El lector podrá viajar a través de sus páginas a la tacita de plata, para sentir, a través de sus versos, la nostalgia de la distancia, pero también la alegría del reencuentro que seguro que todo el que ama ese rinconcito del sur habrá sentido alguna vez cuando lo ve de nuevo, porque el que se enamora de Cádiz siempre vuelve. Este poemario es sólo un pequeño ejemplo de todo lo que Cádiz y el carnaval han significado, y significan, para la autora. Si te gusta Cádiz y el carnaval seguro que te sentirás identificad@ con este libro.

 

¿Dónde puedes conseguir tu ejemplar?

De momento Eterno Febrero está disponible para compra online en los siguientes sitios:

🙂 🙂 Para envíos directos podéis contactar conmigo a través del mail poesiadepapel@hotmail.com 🙂 🙂

 

Que vamos a hacer sin ti…

Que vamos a hacer sin ti. En este septiembre absurdo que olvidó comprar acuarelas para ir pintando papelillos y miel para aclarar gargantas. 

Que vamos a hacer sin ti. Cuando llegue octubre y no sumemos nuevos nombres de agrupaciones a nuestras mentes expectantes que buscan en cada nombre una pista de algún tipo indescifrable. 

Que vamos a hacer sin ti. ¿Cómo me como las castañas de noviembre escuchando coplas sin pensar en las siguientes?. Di, ¿cómo arranco la última hoja del calendario en diciembre llena de esos tachones rojos de ilusión que esperaban tus guitarras? A mi, que lo que más me gusta de la Navidad es saber que nos esperas tras la puerta… Dime, ahora, ¿qué vamos a hacer sin ti?

Que haremos sin ese enero disfrazado de febrero que resucita nuestro espíritu y pone a hervir nuestra sangre. Sin ese primer levantar del telón que alza también nuestras manos, nuestras almas, nuestras ganas, nuestra sonrisa… Sin las mágicas luces de tu teatro, ni el rugir del gallinero.

Qué haremos sin tus coplas en la distancia cuando la noche nos busca. Sin que rompas en soledad el silencio de nuestra casa. Sin las ojeras del lunes (y del martes, y del miércoles…) en el trabajo (si ni trabajo tenemos). Sin el pellizco de tu pluma.

Qué haremos sin esa ironía canalla del pasoble chirigotero, ni esos poemas eternos de tus comparsas. Sin tus tangos de ilusiones ni tu parodia entre risa. Sin pasacalles benditos, chivatos del tipo antes de tiempo. Sin los cuchillos que cortan el aire que respiramos.

¿Que haremos Cádiz, qué haremos?. Sin tus calles disfrazadas en febrero…

…y se escuchó una voz….

 

…NO QUEJARSE QUE ESTE AÑO NOS LO HEMOS LLEVADO AL CIELO     

(y algo os dejaremos ;))