Cada instante

Sé libre mientras puedas,

mientras haya un lugar donde perderse

y un cielo azul al que agarrarse.

Sonríe, sonríe siempre,

y aunque el mar haya cambiado la arena por piedras, camina,

y míralo cara a cara, aunque esté bravo,

acércate, porque siempre hay algo hermoso si te acercas.

No sueltes la mano de quien camina contigo,

pues te levantarán cuando te caigas y guiarán tu camino.

Y vive, sólo vive,

saborea cada instante,

porque cada instante es único.

Sol de Octubre

El sol de octubre ha pintado
de azul celeste tus playas,
yo me he sentado en tu orilla
esperando, a ver que pasa;

y he sabido con las olas
que libre tu me esperabas,
que querías enseñarme
el latir de tus mañanas;

había que parar, sin miedo,
descansar, una parada,
abrazarme, sonreírte,
mirarte y verte, callada,

libre, como aquel barquito
que despacio navegaba;
sin ataduras, sin miedos,
buscando volar, sin alas…