A la orilla del mediterráneo

Y dejar pasar el tiempo

a la orilla del mediterráneo,

entre la playa y el cielo,

a la sombra de tu mano…

Y dejar caer la tarde,

los minutos, apagados,

los segundos que, deprisa,

corretean a tu lado.

Pareciera de repente,

que las horas se han parado,

que la espuma de tus olas,

los problemas se han llevado,

un efímero momento

parece eterno a tu lado,

entre la playa y el cielo,

lentamente,

a la orilla del mediterráneo.